S?bado, 27 de marzo de 2010

El deseo es posiblemente el primer motivo de la existencia.
Es el inicio principal ante toda adversidad.
Comenzando por el deseo de supervivencia,
el deseo de vivir o el deseo de morir,según cada caso.
Algo que ocurre en toda especie viviente.
El deseo principal de la existencia,puede compararse a un instinto natural en la conducta.

Pues el instinto de sobrevivir,empieza por el deseo de querer vivir.
Pero el deseo es algo que debe ser activado.
Por ejemplo:
El hambre activa el deseo de buscar alimento.
Y aunque muchos de los deseos,nacen de las exigencias carnales,
no todos los deseos nacen del mismo sitio.
Está el deseo de la curiosidad,esa que mató al gato y que nace del querer saber.
Cuando el deseo no nace de un apetito carnal y nace de la curiosidad,
pasa a convertirse en un acto espiritual.
El deseo en la búsqueda del conocimiento,amplía un gran abanico de caminos por donde buscar.
Siempre el inicio del deseo,es para aportar un placer segundario.
Conseguir lo deseado,es la recompensa y el placer final,a lo que empezó como un deseo.

La forma invertida sería desear y no encontrar la forma de saciar dicho deseo,
cuyo resultado es un deseo frustrado.

Creo que esto es algo que todos saben y comprueban todos los dias.

Pero cuando hablamos del deseo en la mágia,hablamos de un deseo espiritual y de dominio.
Cuyo placer consiste en saciar el placer de dominar o de sentirse superior.
Posiblemente sea el deseo de dominar,el deseado por una gran mayoría.

Tambien la maldición o la bendición son deseos.
Hasta en los libros sagrados,se habla de que el mismo Dios,
maldijo a Adan,a Eva,a la serpiente y a todo lo que se movía,por la ira de infringir el deseo de Dios.
Tambien de Cristo se habla que maldijo a una higuera y está se secó,pues no sació esta lo deseado por Él.

Según las sagradas escrituras,la maldición ha sido usada por los mayores personajes.
Incluso se dan por cumplidas dichas maldiciones,
como dando a entender,que existe un poder real en el acto de maldecir.
Cuando hablamos de bendecir,tambien se entiende como deseo espiritual.
Pero imagino que tanto como para maldecir y como para bendecir,
se deben de tener facultades o méritos que concedan ese supuesto poder.

Esa facultad o virtud de superioridad,tiene su precio.
Puede ser causado por algún desequilibrio,a causa de alguna injusticia padecida.
En la energía de la vida,existe un equilibrio universal que nos afecta a todos.
Es dificil de comprender si cada uno aplica su juicio.
Cuando uno se pregunta:
¿el porque ese equilibrio,es tan injusto en algunas partes?
LLegando a esa conclusión,cuando solo juzgamos lo que vemos e ignoramos lo que se esconde
a nuestros ojos.

En el caso de la bendición;algo típico de los religiosos.
Supuestamente existe un Dios como Jefe Supremo de Todo.
Decir Dios,es como decir:La Autoridad Suprema Espiritual,con el poder hacia todo lo existente e inexistente.
Como un religioso diría: Si algo no existe es porque Dios no lo creó.

Pero que ocurre cuando una persona dice la típica frase: "Que Dios te Bendiga".
Una sencilla frase que muchos la dicen sin ningún tipo de maldad,
cuando no se paran a pensar en lo que realmente están diciendo.

Se supone que nádie puede mandar sobre el supuesto Dios Todopoderoso,que todo lo creó.
Luego el deseo de un presunto creyente,pasa a convertirse en una orden personal hacia el supuesto Dios Supremo.

¿Quien es el que manda: El que desea la bendición o el que obedece bendiciendo?

Por lo que si yo dijese: "Que tu Dios te Bendiga,porque ese es mi deseo".
Creo que estaría restándole el poder a un supuesto Dios Todopoderoso
y convirtiendolo en un sirviente de mi deseo o voluntad,cuando se supone que soy inferior a Dios.

Si realmente un creyente opina que existe un Dios y que este está en los cielos,
supongo que la palabra correcta; no sería la de ordenar al Dios Soberano,a quien debe bendecir.
Creo que más bien se deberían usar de súplicas hacia ese Dios Omnipotente,en vez del deseo a modo de orden.

Existe una gran diferencia,entre suplicar a quien supuestamente tiene el poder de concederte algún deseo.
A ordenar por medio del deseo a quien supuestamente tiene el verdadero poder,convirtiendolo en un sirviente.

Dicen las escrituras,que aquel que se ensalza será humillado,y el que se humilla será ensalzado.

La súplica es una forma de humildad y por lo tanto de humillación.
El caso contrario,ordenar por medio del deseo,es convertir en sirviente a un supuesto Dios.
Pasando a convertir la típica frase: "Que Dios te Bendiga",en un acto de ensalzamiento ante ese supuesto Dios.

El que suplica,reconoce que no tiene el poder ante un Dios Todopoderoso.
Y el que impone su voluntad por medio del deseo,admite tener el poder de decidir,
quienes serán los bendecidos por un Dios,al que hacen pequeño con su voluntad de mando.

Otro tema de reflexión que nos hace ver las contradicciones que ofrece la religión,
sería la de venerar a un hombre en la tierra,llamandole padre,santo padre o pastor,
y tratandole como si de una deidad se tratara o alguien superior en la tierra.

En Mateo (23;9-12) nos dice:
"A nádie en la tierra llameis "Padre" vuestro;
porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo.
Ni dejeis que os llamen consejeros; que uno solo es vuestro consejero: Cristo.
El mayor de vosotros sea servidor vuestro.
Pues el que se ensalza será humillado,y el que se humilla será ensalzado".

La Biblia es considerada Santa Escritura y Palabra de Dios.
Por lo que si álguien infringe el texto bíblico mencionado,da lugar a pensar en muchas cosas.

1º) De la misma forma que se infringe uno de los textos de forma pública,y sin ningún temor hacia ese supuesto Dios.
    ¿Porque respetar otros textos Bíblicos cuando ese no lo respeta nádie?
    ¿Quien decide la importancia de cada texto,cuando todos son supuestamente la Palabra de Dios?

2º) Los presuntos creyentes no la respetan,y lo infringen cada vez que llaman padre,al que no lo es.

3º) Luego los que consienten que les llamen padres o consejeros,
    infringen las escrituras que se supone deberian de respetar,
    al tratarse de supuestos profesionales en el conocimiento religioso,sirviendo como ejemplo ante los demás.

4º) Si un creyente acepta como padre al que no lo es,infrigiendo lo escrito,
    está despreciando las escrituras y por lo tanto la palabra de Dios.
    Y como dice Cristo,según Mateo (12-30): El que no está conmigo,está contra mi.
    Por lo que tambien está escrito que no se puede servir a dos señores,según Mateo 6;24.
    No se puede servir al Señor de los cielos y al señor de las riquezas,
    poseedor de bancos y tesoros terrenales.

5º) Si en la santa inquisición,se eliminó a todo el que poseia conocimiento o lucidez mental,acusandole de brujo/a,
    dejando vivir a los que no tenian esa lucidez,imponiendo su voluntad sobre la creación verdadera,
    saltandose "el no matarás",separar lo que Dios unió y algunos más.
    ¿Eso les da la autoridad de sentirse creadores y padres de todos?
    ¿Pedir perdón por ese acto,que transtornó todas las generaciónes desde entonces hasta ahora,
    causando un enorme retraso espiritual y engendrando sus própias criaturas;con un simple perdón es suficiente?
    No es lo mismo una guerra por muy cruel que sea,
    pues a todos tratan por igual y el que puede se salva y el que no muere,según la suerte de cada uno.
    Peor es clasificar,quienes son los que hay que eliminar,por el hecho de ser un iluminado/a.
    Eliminando solamente a los que alcanzaron la luz reveladora de la vida,como verdaderos elegidos/as.
    Es una forma de robar,eliminando a los portadores del conocimiento,para manejar al ser humano con más facilidad.
    Es como creerse los mismos dioses,al atar y quemar a los que ellos consideraban la cizaña que estorbaba.

6º) El presunto creyente,que le acepta como padre y le llama consejero o pastor,a uno de ellos en la tierra.
    Esta despreciando al Dios de los cielos.
    Está llamandose así mismo criatura engendrada por el deseo de ese hombre.
    Y está despreciando a la verdadera creación que fué destruida por inquisiciones de maldad en sus raices,
    para asegurarse de que el nuevo fruto,sea parte de la creación organizada por aquellos presuntos hombres.
    Es la única forma de sentirse padre,sin necesidad de formar una familia como los demás.

Si de verdad eres un defensor de la familia,no consientas ni adores al que las rompe y preocupate por quien no la tiene.
Pues la familia,es símbolo de continuidad y de vida,nádie tiene el derecho a decidir quien tiene familia y quien no.
Y si ves a tu prójimo en la soledad del abandono,ayudale,tambien es tu hermano y tu familia.
Que se pueda comprobar,que realmente defendemos a la familia en su totalidad,
como de igual forma se pueda ver y comprender,
quienes son los que no defienden a la unidad de la familia,aunque simulen hacerlo.

No se puede culpar al que no tiene familia por causas justificadas,como la marginación social o algún motivo similar.
Todos buscan la felicidad y la soledad puede venir bien para meditar por un corto periodo de tiempo.
Porque nádie desea morir en la soledad y no tener a nádie a quien dejar su herencia ni su continuidad.

Por lo que solo pienso,que aquel que acude a esos encuentros espirituales,de misas o cultos,
solo lo hace para lavar su imagen ante el prójimo,pues la iglesia verdadera está en tu mente y en tu corazón.
La verdad está en tu interior y nace cuando la buscas en ti mismo/a, sin necesidad de crear Cristos torturados,
que si antes eran perseguidos por inquisiciones con el fín de darles muerte,
ahora son perseguidos por Psiquiatras,y callados a base de drogas legales tratandoles de enfermos mentales.
Solo por el hecho de pensar diferente,solo por el hecho de ver lo que otros no ven.
Como si pensar estuviera prohibido y decir tu verdad fuese un delito.
Y sin hacer el mal a nádie,te cuelgan un San Benito,
que te margina ante la sociedad,como si de un leproso se tratara.
Cerrando todas las puertas a la esperanza y sirviendo de risas para los que se hacen llamar cuerdos.
Dándoles el poder a quien no lo merece.

Pues que su Dios les Bendiga,es mi Deseo.
Que no hay mayor loco,que aquel que se cree cuerdo.
Y encima llama padre o pastor a cualquiera.


Publicado por P.HAMLET @ 17:16  | religion
 | Enviar