Jueves, 12 de noviembre de 2009

Tutankamon

Sobre mi cabeza,tengo la cabeza de una serpiente.
Y bajo mis piés,tengo el extremo opuesto;"la cola".
Yo estoy entre la cabeza y la punta de la cola "fuera de su cuerpo".
Yo soy el que une los dos extremos,cabeza y cola.
Y entre la cabeza y la cola "dentro de su cuerpo",existe un mundo oculto bajo un disfráz.
Comediantes que quieren engañar a la verdad,alimentandose como buitres serpentinos.
La serpiente crece y crece,según yo la alimente.
Ella se arrastra y arrastra todo lo que encuentra en su camino,que es mi camino.
Algunas veces suena como tacones lejanos para parecer que anda de pié.
A nádie engaña,todos saben de su arrastrar y de su forma de buitrear al que consideran como muerto.
Yo soy su alimento,pues vive de mis actos y pensamientos.
Alimentando a la cabeza vive todo su cuerpo.
Si pierde su cabeza,muere la serpiente entera.
Su veneno,es mi veneno.
Su risa es mi pena y mi risa es su amargura.
Como buena serpiente,su fuerte es el engaño.
Como un nicho que está blanqueado por fuera,más por dentro está podrido.
Pasa desapercibida oculta tras su disfráz de buen amigo.
Algunas veces hasta me saluda,cuando está fuera de su habitat engañoso y a la vista de todos.
Se envalentona ante sus semejantes,por tener el valor de su cobardía.

El suelo de esa cabeza de serpiente,es mi techo,y el techo de la cola de la serpiente,es mi suelo.
"La religión es su padre inquisidor,pero se vende al mejor postor".

Solo dos muros impiden que la cabeza se muerda su cola.
El martillo y las uñas,serán tus aliados contra ese mal.
La serpiente vive enrollada en el árbol donde yo vivo.
"Yo soy el fruto prohibido,ese del que no hay que comer".
Maldita fué la serpiente y arastrada se vió,pues doy fe de ello.
Como malditos quedaron todos los que la mandaron y que comieron de mi.


Todos son secretos del rey salomón,secretos robados al Diablo Asmodeo,
fuente de sabiduría y sirviente del rey salomón.
Secretos ocultos bajo tierra durante mucho tiempo y encontrados por los templarios.
Bajo engaños y derramamientos de sangre,los secretos fueron encontrados.
Secretos que te hacen creerte el mismo Dios,secretos para dominar al prójimo.
Secretos controlados y que perdieron el control.
Pues caro pagará su error,ese hombre que se creyó un Dios y que el secreto reveló.
Ese que llama "la amada" a una pobre víctima,al que le dejó la serpiente enrollada.
Ese falso profeta que se alimenta de carne humana.
Ese que se rodea de falsos ángeles y que sus vuelos,no son más altos que el de mi despertador.
Ese cargado de seguidores nécios y que solo saben decir,"que Dios te ama".
¿Que Dios me ama?¿Y a ti no?¿Y tu como lo sabes?¿Acaso sabes tu lo que piensa Dios?
¿De que Dios hablan?¿Un dios de carne y hueso,enriquecido por la ilegalidad?

Yo maldigo a ese dios humano que creció arastrandose igual que su serpiente.
¿Aunque como maldecir al maldito,que cuando te dice "que Dios te bendiga",no te desea ninguna alabanza?.
Es lo más parecido a una maldición,pero con bellas palabras.
¿Como hay que estár para que Dios te bendiga?¿No es necesario pagar el doble por todas tus faltas?
Pues la caida de ese impostor,solo es cuestión de tiempo.
Un burro cuando se desboca,no suele respetar las señales,y por consecuencia,no es algo lógico de buen final.

No es lo mismo ser el Rey de una Nación,que creer ser el Dios de todos los hombres.
Desde todos los tiempos,en todos los clanes o grupos de homínidos,sin contar otras espécies.
Siempre a existido el jefe de la tribu o grupo.
Remontandonos a los primeros tiempos del ser humano,de lógica,era el más fuerte a la vista de todos,
y el que tenia la iniciativa própia de guiar y proteger a su clan o grupo.

El caso contrario de la formación del segundo jefe de la tribu,era el jefe espiritual o el loco del grupo.
Posiblemente una noche y por causa de un error,uno de ellos vió la luz,
seguramente el más débil o el más marginado de su clan.
Siempre es todo lo contrario al primer jefe,este no tiene la iniciativa própia,
necesita de rituales o momentos espirituales que le marquen la iniciativa o el camino a seguir.
convirtiendose en el Gurú o jefe espiritual del grupo.

Pasando a la formación de dos jefes sobre un mismo clan o grupo.
Uno basado en las fuerzas terrenales y el otro basado en las fuerzas espirituales.
El jefe espiritual,guiaba al jefe terrenal,hacia donde se encontraba la buena caza para comer.
Y el jefe terrenal guiaba a su tribu hacia la buena caza,recomendada por el jefe espiritual.

¿Cual de los dos mandaba más?
Primero fué formado el jefe de la tribu al modo terrenal y segundo fué creado el jefe espiritual.

Con el paso del tiempo,poco ha cambiado,todavia se ven a los supuestos jefes espirituales,
rondando a los jefes terrenales,inyectándoles su veneno,pues son falsos jefes espirituales,
alimentados del fruto prohibido y no por la luz de la verdad.
Jefes espirituales creados a conciencia y no por el error natural,como en un principio.

Ese secreto o error que formó al primer iluminado,
fué el inicio que condujo al ser humano,a enterrar a sus difuntos de una forma más convincente,
y con una base de conocimiento diferente,
a como lo hacían con anterioridad para protegerles de los depredadores,al tratarse de seres queridos.

Al descubrir el porqué de ese error,que era el motivo de la creación o nacimiento del guia espiritual,
se tomo el acto del entierro funeral con más seriedad.
Todos saben del poder que la luna ejerce sobre la tierra y el ser humano,pues la luz de la luna es puro reflejo del sol en la noche.
Reflejo muy valioso,capaz de iluminar a los soñadores y capaz de resucitar a los muertos vivientes;los marginados.
Es como una visión nocturna,que te penetra por la mente y que te deja la puerta mental abierta.
Con la puerta abierta,visitas de verdaderos ángeles recibirás,y esos si vuelan de verdad.
Aunque en otro lugar,álguien con unos cráneos y unas velas,se ponga a jugar,y lo que tu veas,solo su ilusión será.

 


Publicado por P.HAMLET @ 1:33  | filosof?a y ocultismo
 | Enviar